MANTENLO PRENDIDO ¡FUEGO! 

El Saca el Diablo se realizó por primera vez en septiembre de 2015 bajo la misma premisa que lo mueve ahora: brindar un espacio para que todas las bandas, sin restricciones, se conecten con su público y su público se conecte con la naturaleza.

Tras el anuncio oficial del #LineUp, esta nueva edición trae consigo todo el fuego de headliners como Bomba Estéreo, Juana Molina, Swing Original Monks y La Máquina Camaleón. No obstante, encontrar propuestas interesantes como 38 Que No Juega, Los Corrientes y RTRXN dentro del cartel connota la apertura del festival hacia lo que el público quiere escuchar.

Conversamos con Bastian Napolitano, una de las caras detrás de Saca El Diablo y baterista de proyectos como Hombre Pez, Verde 70 y Polvo.

  • ¿Cómo surge la idea de Saca El Diablo?

La idea surge básicamente por el lanzamiento del primer disco de Hombre Pez. Yo hablé con el Jose Cruz y le pedí prestado el patio de su casa, donde hizo el after del Carpazo. Lo terminamos haciendo en el Ilaló porque ya había problemas con los vecinos. Y eso; fue como buscar espacios alternos para que las bandas se presenten; para que diferentes expresiones artísticas estén dentro de un mismo entorno armonioso, lejos de la ciudad. Así nace el festival, haciendo un conciertito en un patio trasero.

  • ¿De dónde nace el nombre?

El nombre Saca El Diablo es puesto por Sebas Game (Hombre Pez), como justamente estábamos produciendo este concierto en su regreso de Chile. Él estaba componiendo una canción que se llama “Diablo” entonces andaba medio traumadito con eso. Básicamente me mandé el afiche y me dijo: “ñaño, ¿qué tal si le ponemos ‘Saca El Diablo’? Hablé con Jose Cruz y fue de una. ¡Saca el diablo, saquemos todos los demonios!

Ya a partir de eso empieza a tener una coherencia con los meses que nosotros buscamos hacer el festival. Esta edición se movió (de fecha) pero las anteriores ediciones han sido cerca al carnaval. Esa es la simbología: una fiesta pagana del arte, de la música. Pero no es un diablo oscuro sino más bien un “saca el diablo” colorido y fiestero.

  • ¿Cuál es el propósito del festival?

El festival como tal, además de ser un festival, es generar espacios donde se pueda plantear, expresar, presentar bandas, diseño independiente, comida, cerveza artesanal y encontrar un espacio donde toda la gente pueda ir a tripear y escuchar música y pasarla bien.

Saca El Diablo siempre busca espacios armoniosos, al aire libre, con un contacto y cercanía a la naturaleza. Escogimos lugares como el Ilaló, el Pululahua, Puembo y ahora es Cumbayá. Creo que eso es parte de la magia del festival, estar desconectados de la ciudad, del cemento.

Tras conocer las bandas de convocatoria que formarían parte, los melómanos ecuatorianos demostraron un derroche de aceptación y alegría, así como una actitud expectante ante el anuncio del resto del cartel. El día miércoles 21 de febrero, SED lanzó su afiche oficial y en ella resaltaron nombres de artistas internacionales que en la actualidad se encuentran en un apogeo musical. Asimismo, las bandas nacionales que están presentes proponen diversas alternativas desde hip hop pesado a cargo de El Bloque hasta el pop psicodélico de La Madre Tirana.

BOMBA ESTEREO (COL)

Desde Bogotá, Colombia, la mezcla de cumbia psicodélica de Bomba Estéreo crea un espacio donde vibraciones y ritmos trascendentes se encuentran en un solo lugar. Según el fundador de la banda, Simón Mejía, ese fue el impulso artístico detrás de “Amanecer”, el álbum nominado al GRAMMY de la banda, que ha recibido excelentes críticas de NPR a Rolling Stone y Pitchfork a Billboard.

JUANA MOLINA (ARG)

Nacida en Argentina, Juana Molina creció en un ambiente musical. Durante esos años adolescentes formativos en París, el punto de vista de Juana sobre la música se amplió enormemente. Después del lanzamiento de su segundo y tercer álbum, rápidamente se convirtió en la favorita de la escena internacional indie / electrónica / folk, y los elogios comenzaron a llegar de admiradores en todos los rincones.

EVHA (EC)

E.V.H.A, El Viejo Hombre de los Andes, tiene dos rostros: es a la vez raíz y médula, tierra y tradición, pero es también el cuerpo sonoro de un pacto con lo futuro. Retoma los cantos viejos, los muta y los re articula con elementos electrónicos. Es un trueque musical lleno de condimentos extraídos de varias regiones. Son las ceremonias de la serranía, los coros lejanos del páramo, las voces ocultas de la selva, la Bomba, la Marimba, el Sanjuan, que al unirse con lo electrónico relatan el nuevo remontar de la música ecuatoriana.

38 QUE NO JUEGA

Grupo de Hip Hop ecuatoriano creado en 1999 con la idea de fusionar los ritmos de la música tradicional del Ecuador (como el San Juanito y el pasillo) con el Hip Hop.

CURARE

Desde el 2001, es una de las bandas más importantes de la escena ecuatoriana, por su estilo único que fusiona metal (thrash, hardcore, heavy y otras vertientes) con ritmos e instrumentos andinos y afroamericanos.

RTRXN (MX)

Proyecto de música electrónica orgánica, que va desde el trip hop, drum & bass, jungle y ambient, haciéndonos pasar por distintos estados de ánimo.

  • ¿Cuál es el o los artistas con los que más te emocione trabajar en esta edición?

Yo creo que todos los artistas del cartel son de altísimo nivel. Desde la primera hasta la última banda seguro presentaran un show impecable. No hablo desde el lado de la perfección sino desde la perspectiva de artista. Me acuerdo cuando tocábamos en festivales grandes preparábamos todo: los visuales, la puesta en escena, el setlist, un show súper solido entonces creo que todas las bandas están emocionadas y con la onda de salir a matar todo.

Ahora, yo tengo una afinidad muy fuerte con Juana Molina. De verdad esta artista me parece una crack; no, no me parece a mí. Es una crack. Creo que el formato que está manejando ahora es una cosa de locos. Su último disco esta buenazo entonces creo que si se me va a erizar piel cuando vea su show.

  • ¿Cuánto tiempo toma producir un festival de esta magnitud?

Alrededor de 6 a 8 meses. La primera edición la hicimos en casi 1 mes y medio; la segunda fueron 2-3 meses; la tercera de 4 a 5 meses y en esta hemos trabajado alrededor de 8 meses. Entonces si es un proceso agotador porque no existen muchos horarios sino que te topas con cosas para resolver en ese momento o que tienes que darles más tiempo; te ocupa bastante tiempo de la vida.

  • ¿Cuántas personas conforman el equipo de Saca El Diablo?

Básicamente, en un inicio fueron 3 personas que éramos el Jose Cruz, el Hombre Pez y yo. En el segundo se involucró Jorge Asanza y obviamente ya empieza un equipo de producción técnica: el sonidista, los stage (managers), la seguridad. Conforme más crece el festival también crece la gente. Para esta edición, con músicos, con foodtrucks y ferias de diseño, aproximadamente somos entre 200 y 250 personas. Obviamente hay cabezas de área: comunicación, comercialización, logística, producción técnica y producción general entonces ahí hay como dividir por actividades.

  • ¿Qué opinas sobre los festivales ecuatorianos? Y sobre la escena independiente?

Sobre la escena independiente creo que cada vez es más grande y más fuerte. Bandas como La Máquina Camaleón, Mateo Kingman, los Swing Original Monks ya están tocando en festivales grandes y representando al Ecuador con un buen show y una propuesta sólida. (La escena) cada vez tiene más visibilidad nacional e internacionalmente y eso es increíble.

Creo que internamente falta mover la industria, falta tener gremios, falta acolitarnos entre todos para salir ya que no hay tanto apoyo como tal.

Yo creo que los festivales ecuatorianos han ido creciendo en cantidad de festivales. Ya no hay 3 festivales al año si no que hay 25 entonces con eso te das cuenta  de que la gente está sedienta de escuchar nuevas propuestas, no solo lo que suena en la radio. Toda ciudad y todo país se merece tener festivales entonces es chévere que estén pasando en Latacunga, en Riobamba, en Manta, en Salinas y no solo en Quito como sede.

Indudablemente, Saca El Diablo se perfila como uno de los festivales del año. Los artistas de la edición 2018 demuestran contemporaneidad y responden a un intrínseco pedido del público de que la música que escuchamos hoy por hoy en plataformas digitales o en radios es la música que queremos experimentar en vivo.

Solo queda decir: ¡DÉJALO SALIR!

 

Localidades y venta de boletos

La edición 2018 contará con tres localidades: 1) General 2) Plus y 3) VIP, de estas dos últimos únicamente saldrán a la venta 150 boletos por cada una y serán para mayores de edad.

La entrada General brindará acceso a dos de los tres escenarios; con la localidad Plus accederán a los dos escenarios y a la fiesta de cierre del Festival en el tercer escenario; y VIP tendrá una zona exclusiva con cortesías de los auspiciantes, además podrán ser parte del evento de inauguración del Festival el día anterior donde se llevarán a cabo showcases con los artistas del SED, además de disfrutar de los 3 escenarios antes descritos.

La segunda etapa de venta Ver Para Creer estará disponible a partir del 22 de febrero con los siguientes precios: General $ 35, Plus $45 y After $55. Las tres localidades tendrán tránsito libre para las zonas de la feria de diseño, cerveza artesanal, comida y espacios recreativos. Los niños de hasta 12 años podrán asistir gratis con la compañía de un adulto.

Los boletos se podrán comprar a través de Buen Plan (https://www.buenplan.co) y  más adelante en Ticketshow y Musicalísimo.

Links de Interés:

SACA EL DIABLO FESTIVAL

BOMBA ESTEREO

JUANA MOLINA

NICOLA CRUZ

SWING ORIGINAL MONKS

LA MÁQUINA CAMALEÓN

EL BLOQUE

EVHA

FAT CHANCHO

LA MADRE TIRANA

 

Emilia Alarcón

La Descarga

X