Por: Emilia Alarcón

Fotografía: Impar Lab. Visual

El fuego presente en la música de Nathy Peluso es definitivamente refrescante. Sus beats graves resonando en el cuerpo, las letras orgánicas, sencillas y potentes, su estética. Ella es una artista interdisciplinar; criada entre el swing, el jazz, la bossanova, y el teatro. La argentina residiendo en Madrid es una personalidad emergente en lo que a la música actual se refiere. Nathy canta, baila, rapea, está totalmente consciente de sí misma y tiene un poder sobre el escenario y tras las cámaras que la hacen una de las mejores representantes de la escena del trap y los ritmos urbanos en español.

Natalia creció escuchando música muy variada. Desde Ray Charles, Joao Gilberto, Ella Fitzgerald, Atahualpa Yupanqui o D’angelo, por lo que sus influencias abarcan una inmensidad de propuestas musicales. Tras pasar por el reggae, sus composiciones poco a poco llegaron al hip hop y lo transformaron, lo hicieron suyo: concreto y flexible, bailable. La música siempre ha sido su vía de expresión.

“Yo empecé a escuchar reggae y el reggae me lleva al rap. Me lleva a los clásicos del rap de los nineties. Los descubro y me doy cuenta de que tengo eso adentro. Tipo: el carácter. El rap es carácter, fuerza interior, no es más que eso. El flow sale solo, o sea: naciste con eso o no. Chau.”

Tras publicar exitosos singles como “Alabame”, “Esmeralda” y “Sandía” sacó un recopilatorio llamado ‘Esmeralda’ en el cuál se agrupan todos los sencillos que sacó en 2017. “Corashe” es uno de sus hits más escuchados, superando el millón de visitas en Youtube en menos de 2 meses. Este 2018 sale a la luz su nuevo EP “La Sandunguera”, producido por Peter Party, donde construye un diálogo mucho más claro y personal.

Actualmente se encuentra realizando diversas giras alrededor del mundo, presentando su show en ciudades de Europa y Latinoamérica como Medellín, Ciudad de México y Quito. El pasado 08 de febrero La Ideal fue el venue en donde derrocharon todo su sabor. DJ Mic estuvo a cargo de la previa poniendo a bailar a todos con clásicos del hip hop y reggeaton antiguo.

Con un aforo que dejaba ver a varios personajes de la escena independiente local, la fiesta empezó alrededor de las 22:30 cuando Peter Party salía a darle play a diferentes ritmos. Entonces sale Peluso flama con un atuendo encantador y sonriendo frente a la multitud exaltadísima. Las luces rojas reflejan el calor que trae consigo su jazz latino; Nathy Peluso es la representación de una feminidad empoderada, atrayente. “Oreen Ishi” y “Sandía” fueron las dos primeras canciones y funcionaron como una bienvenida a su mundo. Entonces el público experimentó un climax cuando llegó “Alabame” y es que el flow que viene con este tema casi nos precisó a corearlo completo. “Corashe” y “La Sandunguera” en vivo nos confirmaron el poder de la música de Peluso, un poder flameante en el cual nos vimos sumergidos por, al menos, una noche.

Es importante recalcar que este evento, uno de los más concurridos del año, fue organizado por el colectivo Urban Apes. Su equipo de trabajo ha hecho posible experiencias irrepetibles en la capital como un masterclass con Cookin’ Soul y su concierto con MC Melodee, además de fiestas con raperos como Jona Sanche de Chile y figuras del hip hop local como El Bloque. Ciertamente, lo interesante que está ocurriendo en la ciudad es parte de un movimiento under, autogestionado. Jose Haro, una de las cabezas detrás de Urban Apes, considera que todo negocio implica una inversión, prueba y error y se necesita tiempo para recuperar y ver los frutos. No es algo de un día al otro; eventualmente si se hacen bien las cosas se volverá rentable. Eso sí, espera que nunca deje de ser under porque ahí está la magia de todo esto.

La impecable escenografía estuvo a cargo de los artistas Polina Cold y Pablo Rosero.

Durante una pequeña rueda de prensa con medios independientes, Nathy conversó cálidamente con nosotros. Su espontaneidad se vio presente en cada respuesta, incluso a preguntas que quizás ya son too much. Si bien entiende que la historia de la música ha pavimentado el camino en el cual se encuentra, cree firmemente que de seguir al paso que va su arte podría marcar una diferencia, como muchas otras grandes que la han guíado: Ella Fitzgerald, Nina Simone, Erykah Badu. También dice que no podría traicionar su esencia, eso que la hace real, porque simplemente su amor propio es más fuerte que todo y es claro que de ahí nace la transparencia de lo que compone, desde su realidad y corazón; Nathy Peluso es la flama en su música.

X