El pasado 10 de mayo, la banda londinense Jungle se presentó en el Teatro Sucre. La Descarga en colaboración con Estrella Negra nos unimos para contarte acerca de esta fiestísima musical. Si se lo perdió, pase, lea. Si quieres recordar esta noche increíble, igual.

*

La fiesta la arrancó el proyecto local Funkee Bom. Nico Dávila (mentalizador de FB) me dijo, después del concierto, que “todo estuvo súper divertido”, que la gozó. Esa noche, el público -que llenaba de a poco el Teatro Sucre- calentó motores con la propuesta electrónica y afrolatina de Funkee. Hubo baile y goce.

A las 21:10 salió Jungle. Los gritos emocionados resonaron en el Sucre. Un público de pie, que no dejó de aplaudir, los recibió. La noche era fría, afuera, pero dentro del Teatro el calor se sentía, la emoción y las ganas incontenibles de bailar eran parte del mood. Las sillas estuvieron de sobra porque, en serio, nadie se sentó, nunca. Nadie paró de moverse, de levantar las manos, de conectar con la banda y de cantar las canciones que se sabían.


Con un repertorio que, en su mayoría, fue parte de su más reciente producción musical llamada ‘For Ever’, Jungle nos conquistó con canciones como ‘Smile’ (con la que abrieron el concierto); ‘Heavy, California’; ‘Happy Man’ y ‘Casio’ (una de las más coreadas). Con temas de su discazo homónimo (‘Jungle’, 2014) también nos llevaron a la euforia colectiva. ‘Julia’; ‘Lemonade Lake’ fueron un increíble flashback a cuando la banda empezaba a sonar con fuerza a escala mundial. Con ‘Time’ y ‘Busy Earnin’’ llegó el cierre de una gran noche con mucho feeling, neosoul y funk.


Ver a Jungle en vivo se sintió como ver a una especie de Earth Wind & Fire modernos. Me sorprendieron sus vocales, su prolijidad, siempre impecables. Armonizan como los dioses y cada músico entrega TODO de sí sobre el escenario. Desde el corista que es, como lo llaman en su banda, “el hombre más sexy en La Tierra”. Y ni hablar de Tom McFarland y Josh Lloyd-Watson, cabezas del proyecto, no entiendo todavía la capacidad de sus pulmones para olvidarse de la altura y entregarse al mil por ciento. Sus percusionistas y bateristas también: un 100/100. Rudi Salmon es una genia que matiza cada canción con su hermosa voz…

Al final, a todxs nos quedaron picando los pies, la música se acabó, pero seguíamos con ganas de más baile. Jungle se había despedido unos minutitos antes, súper agradecidos, con una bandera ecuatoriana sacudiéndose. Aplausos, besos volados viajaban hacia ellos desde todas las localidades. Después, salimos sonrientes y felices. En el lobby fotos, abrazos y más sonrisas. Todxs habíamos sido parte de un show épico y en el after junto a Pancho Piedra se colmaron las insaciables ganas de más…

Carla Vera x Estrella Negra

Fotografía: Sofía Córdova V.

La Descarga

X