La banda:

Fico Abad (Voz y Guitarra), Ernesto Aguilar (Voz y Guitarra), Diego Torres (Guitarra), Pol Correa (Teclados y Trompeta), Matías López (Bajo y Coros), Dífer Berrezueta (Batería)

Grabado en la casa de Pol Correa, Diego Torres y Ernesto Aguilar

Mezcla: Santiago Landívar Master: Santiago Salazar Sello Pink Pain Records 

Foto: Andrea Valdiviezo

Para un viaje largo es importante estar listo, asegurarse de llevar lo necesario, y sobretodo estar acompañado de las personas correctas. En un principio no sabemos de la calidad del producto, pero confiamos en los proveedores. Este es un camino de al menos diez años. 

Portada del álbum homónimo MOLICIE

Las reuniones eran donde el Joaquín, el Cuchucho y el Fico se conocieron adoleciendo, “Carekulebra” nació de no necesitar a nadie, rebeldía y hastío, vandalismo y grafiti, fuerte joda, son invencibles. No los jodan. “Rompecabezas”, podrían sentirse mal, les piden que la toquen, siempre hay guitarras al final, el after es donde la Soledad. ¿Por qué podemos arreglar a otras personas, pero a nosotros no? Están desarmados, pero son buena gente.

¿Qué cuál ha sonado más en las chupas? Posiblemente “Pueblos mal” los experimentos no solo sucedían en la alquimia del estudio, Estructuras Vivientes (La XIV Bienal de Cuenca) se esconde en esta pista, voces de animales, la bienal, y de los amigos, un bar. Amigos y bandmates que dialogan en un auto sobre cómo aportaría a “Mi Novia de 100” unas voces caribeñas, tiempo después el Diego se empata con Claudia, caribe que aparece en los coros junto a Daniela de la localidad, tímida por naturaleza, pero no tanto. Un tema que mezcla surf rock plan Bob Esponja, bossa nova, y jazz. Algo tiene que ver la casa del Bistian. Nunca lo sabremos. “Mi Novia de 100” apareció fácil, entre aportes de los Molicies, Pol, esencial, remata el tema con un solo de trompeta digno del éxtasis de un atardecer después del bajón.

Fotografía tomada del Facebook de la banda

Fico la conoció en un bar, Emilia colabora en “Interludio” reflejando las incógnitas en su voz mezclada también con esas Estructuras Vivientes. Fico se cuestiona a sí mismo en “PJ” ¿Por qué yo no? Les sonríe a todos sus amigos, con todas sus Perlas, pero a él no. La noche está fuera de control, la bohemia, excesos, un reclamo, y un sentimiento bien PJ Harvey. No es “pe jota”, no, esto es sobre la manera en la que se toca una canción, los acordes y los dedos bien puestos es lo de menos.

¿Cómo lidias con el amor sobre estimulado? El Cuchucho se pone personal, tiene una conversación privada en “Vientos” dejándose influir por The Smiths, Deerhunter, Cerati. Pol quiere un intro de dos minutos que termina en uno, apropiado para las transiciones, y perfecto para retomar el viaje. Quizás un poco de silencio para no perder la concentración.

¿Cuál es la canción más Molicie? Diego vino originalmente con un tema más lento, al borde del Tomebamba prentendía ser bossanovesco, pero el caudal se aceleró un poco, la preferida del Cuchucho, “Irte a Joder” es lenguaje, identidad, y sello de calidad Molicie.

Fotografía tomada del Facebook de la banda

Estas canciones fueron compuestas con biela, con chuchaquis, prende y pasa, es tarde ya, la fiesta terminó, descubren el sol de la mañana y no traen gafas, están hechos pedazos, se miran y se asustan, no está nada mal “El Sol Saca”.

La ultimita, “Una en un Millón” perteneció a una época que iba en contra de todo lo que querían recordar, la más cursi del trayecto, incluye un sueño en el que millones de gatitos los atacan en presencia de un maestro de apariencia oriental que contempla inmóvil su final. 

Para un viaje largo es importante estar listo, asegurarse de llevar lo necesario, y sobretodo estar acompañado de las personas correctas. Este es el debut de un final de al menos diez años. Ya somos diferentes, puedes irte a joder.

El Domingo sale Rompecabezas, el primer single de la banda con un video de la mano de la artista antoniadibujada.

Escucha todo el disco en Spotify

Dario Orellana

La Descarga

X