El Desconecte de Molotov En Ecuador

El Desconecte de Molotov En Ecuador

A 21 años de haber lanzado ¿Dónde jugarán las niñas?, disco que encendió la mecha de Molotov a mediados de los noventa (producido por Gustavo Santaolalla, mira su nota aquí), llegaron el pasado 4 de Diciembre a Ecuador a presentar parte de su gira El Desconecte, haciendo honor a las buenas épocas de los MTV Unplugged.

Décadas de discos, giras, premios, conciertos masivos, mensajes políticos; es difícil concebir las metas que puede plantearse una banda tan explosiva como Molotov en la actualidad, transgresora en su momento y que rompió con algunos cánones dentro del rock mexicano y por qué no Latinoamericano.

La cita fue en el Agora de la Casa de la Cultura, con la banda ecuatoriana Tripulación de Osos como telonera, quienes supieron calentar a la gente del frío característico de esta época en la capital.

Al rededor de 4 mil personas se dieron cita un Martes de Diciembre para ver en vivo a esta banda ya leyenda viva del rock latinoamericano. Antes de que salgan al escenario, se escuchaba alto y claro el coreo de la gente “Olé, Olé, Olé, Molotov”.

La buena vibra y el buen rock se sentían, así es como una música misteriosa de intro empieza, y la adrenalina era contagiosa… Cerca de las 22h se cae el telón para recibir a Molotov, un show que duró alrededor de unas dos horas, donde en cada canción alguien del público era el protagonista: desde gordos (cantando la canción Cerdo), un chico con prótesis de su pierna, un hincha del Las Chivas de Guadalajara, una cumpleañera y demás acompañaron en cada canción a esta banda que tuvo una conexión única con los asistentes.

La diversidad del público se notaba: treintañeros seguramente recordando sus épocas rebeldes, veinteañeros rockeando las cabezas ante una banda emblema, jóvenes y hasta niños cantando de principio a fin letras como Puto, Gimme The Power y Marciano.

Ya era casi la media noche y la banda decidió invitar a todas las personas que quisieran acompañarles en el escenario, así que ni tontos, unas 25 personas lograron subirse y a todo pulmón coreaban “Rastamandita”.

Al final, Paco Ayala (bajista y todólogo de Molotov), no dudó en ponerse el pañuelo verde apoyando el movimiento Pro Aborto, cosa que emocionó al público, y así la banda se despidió recordando como quieren al país y que hay Molotov de largo.

Los encargados de producir el show fueron STAR SHOWS, una productora joven pero ya con algunos eventos grandes encima como Jorge Drexler, y en la parte técnica a EcoSonido, a quienes auguramos éxitos en sus próximos eventos.

Sofía Córdova V.

La Descarga

X